Jóvenes universitarios: ¿aumento en el consumo de marihuana?.

En Schilkrut Adicción y Familia, hemos revisado variados artículos relacionados con el impacto que tiene el consumo de marihuana en las personas y lo importante que es desarrollar ciertos factores de prevención, en nuestras familias.

En su mayoría los factores de protección apuntan a fortalecer aspectos relacionados a la familia. Estamos  hablando en su mayoría de conductas que pudieran parecer obvias, incluso poco complejas de llevar a cabo en la rutina diaria y que pueden traer grandes beneficios para aquellos que logran instalarlas en su sistemas familiar.

La preocupación de muchos padres y adultos en general tiene que ver con que pese a tomar varias medidas de protección, lo que está sucediendo en el entorno es preocupante, no sólo para niños y jóvenes, si no para aquellos adultos que están empezando en el mundo laboral y que no superan los 25 años.

Según el último estudio realizado por el SENDA (entregado este 2017) el consumo de marihuana pasó de un 24% en la medición anterior, a un aumento significativo del 34% .

En este mismo estudio se puede ver que aquellos que declararon consumir marihuana en el último año, 1 de cada 5 presentaron un consumo problemático .

Este incremento significativo se dio mayormente en jóvenes entre 19 y 24 años que están iniciando o cursando sus estudios técnicos o universitarios o bien están entrando al mundo laboral por primera vez.

Dentro de este mismo segmento etario hay un grupo denominado los NINI, es decir chicos y chicas que ni estudian ni trabajan y que, según indican los informes, al parecer la cifra lejos de bajar cada año, aumenta en nuestra sociedad Chilena.

De acuerdo a los resultados del informe Education at a Glance 2017 emitido por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Chile destacó entre uno de los países con más cantidad de jóvenes “nini” entre los países miembros de la agrupación.

 

 

 El otro foco preocupante:

Por otra parte el estudio del SENDA registró un aumento en el consumo de tranquilizante tipo benzodiacepínicos en niños y adolescentes.

Esto se vuelve aún más complejo si pensamos en que la gran mayoría lo obtiene sin prescripción en la propia casa, en la familia o con amigos.

“Esto debiera alertar a padres, profesores, rectores y comunidad, ya que se está poniendo en juego la prosperidad, la salud y la seguridad de nuestra población de eventual desarrollo intelectual para Chile” (palabras de Mariano Montenegro).

Las cifras también indican que a través del tiempo ha bajado la percepción de riesgo del consumo de marihuana. Esto tendría, según señalan expertos, una incidencia en el panorama actual.

La familia sigue siendo el principal factor de protección para niños y jóvenes frente al consumo de drogas y alcohol.

Infórmese, usted puede ayudarlos.

Comentarios

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *